Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


Lección 7 

El enigma, de su conducta 

MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO 
El sábado enseñaré... 

Texto Clave: Juan 5:30 
Enseña a tu clase a: 

1 . Saber cómo la fidelidad de Jesús en hacer la voluntad del Padre, en el cielo, estu- 
vo sobre todo lo demás. Y él sabía que la voluntad de Dios para él era que salvara 
a la humanidad. 

2. Sentir el deseo de demostrar personalmente que cada creyente es aceptado en la 
familia de Dios, sin tomar en cuenta su condición socioeconómica. 

3. Hacer el esfuerzo de alcanzar a todos, sin tomar en cuenta su condición. 

Bosquejo de la Lección 

I. Hijo del Hombre-Hijo de Dios 

A. Jesús sabía que era el Hijo de Dios y comprendió, desde su juventud, cuál era 
el propósito por el que había venido a la tierra. 

B. Aunque tenía respeto por sus padres, la lealtad a Dios era mayor que su lealtad 
a ellos. 

II. Jesús, nuestro Hermano, nuestro Ejemplo 

A. En muchos casos, Jesús expresó emociones humanas similares a las nuestras. 

B. En muchas situaciones, Jesús guardó silencio o, aparentemente, no daba nin- 
guna respuesta. 

C. Debemos seguir el ejemplo de Cristo, aplicando los principios que estaban 
detrás de sus propias palabras y conductas. 

III. Amigo de los desposeídos 

A. Aunque Jesús se mezclaba con la gente común, también se relacionó con los 
inaceptables, los desposeídos y las clases inferiores de la sociedad, y daba la 
bienvenida a esas relaciones. 

B. Muchas personas que no comprendían la conducta del Señor al asociarse con 
los "pecadores" lo juzgaban mal o lo acusaban equivocadamente. 

Resumen 

El ministerio y el propósito del Salvador de traer la salvación a la humanidad eran de 
largo alcance e incluía a todos. Por lo tanto, se extendía hacia "todos" los que quisieran 

Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica 



venir: desde las prostitutas hasta los predicadores, desde los leprosos hasta los aboga- 
dos. En todo lo que hizo, siempre mantuvo su lealtad hacia el Padre y su propósito de 
salvar a la humanidad, por sobre todo lo demás. 

Ciclo natural de aprendizaje 



SOLO PARA LOS MAESTROS: "No 

SER HUMANO SUFICIENTEMENTE SABIO PARA SER NUESTRO CRITERIO. DEBEMOS MIRAR AL HOM- 
BRE Cristo Jesús, que es completo en la perfección de justicia y santidad. [...] Él es el 
Modelo. [...] Su carácter es nuestro modelo" (En los lugares celestiales, p. 168). 



Realmente, Jesús es nuestro modelo. No obstante, su conducta a veces resulta 
enigmática. Por ejemplo, cuando una mujer gentil se acercó a Jesús para pedir que sa- 
nara a su hija poseída por el demonio, su primera reacción fue el silencio, complicado 
más tarde por una aparente burla severa a su raza, llamándola perros (IVIateo 15:21- 
26). ¿Poseía Jesús tal desprecio por los de otras culturas? ¿O estaba usando el inci- 
dente para mostrar que el odio racial no tiene lugar en su Reino? 

Jesús es único en su persona y su misión. Él es tanto Dios como hombre, y, como tal, 
el enfoque de su trabajo a veces parece muy diferente de las opciones que tenemos 
nosotros. Sin embargo, hay ciertas cosas en las que deberíamos imitar a Jesús sin nin- 
guna vacilación. ¿Cuáles son? 




COMPRENSIBLE. 



Comentario de la Biblia 

Observa la conducta enigmática de Jesús en tres áreas -su niñez, sus asociaciones y 
sus actitudes- y descubre, detrás de cada misterio, un propósito. 

Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica 



I. El enigma de su niñez 

El único incidente registrado de la niñez de Jesús (Lucas 2:41 -51) nos deja con asom- 
bro y una pregunta. Nos maravillamos por la habilidad de Jesús, a los 12 años, para 
debatir con los eruditos. Su respuesta a la ansiedad de sus padres es enigmática: 
"¿Porqué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesa- 
rio estar?" (Lucas 2:49). 

¿Fue Jesús descuidado e irresponsable al responder de esa manera a la ansiedad de 
sus padres? ¿Fue arrogante por causa de la repentina eminencia que le otorgó su au- 
diencia en el Templo? ¿No debería haberse sentido mal por haber causado tanto dolor 
a sus padres? El incidente es inexplicable. Pero, detrás del misterio está el propósito 
divino: desplegar ante Jesús mismo y sus padres su misión mesiánica; que aun cuando 
estaba creciendo como hijo de ellos, él era un Padre eterno, y su obra pronto consumir- 
ía su vida misma. 

Considera: ¿Fue insensible Jesús hacia sus padres? Ver Lucas 2:51 . 

II. El misterio de sus asociaciones 

"El carácter de una persona es conocido por los amigos que mantiene", es un dicho 
común. Los escribas y los fariseos aplicaban este dicho a Jesús y lo juzgaban: Jesús 
no podía ser bueno, y no podía ser el IVIesías, por causa de su asociación con pecado- 
res, cobradores de impuestos, y los indeseables de la sociedad (Lucas 5:31, 32; Mateo 
9:10-13). 

Jesús afrontó a sus acusadores con una respuesta profunda: Los enfermos son 
los que necesitan un médico, los pecadores son los que necesitan un Salvador. El sa- 
namiento y la misión salvadora de Jesús no consideran la situación socioeconómica de 
aquellos con quienes se encuentra sino su necesidad. Cuanto más profundamente esté 
una persona en el pecado, tanto más anhelante es el amor del Salvador. Ninguno es 
extraño a su búsqueda redentora. De modo que, ¿cuál es el propósito divino detrás de 
la asociación de Jesús con los indeseables de la sociedad? Sencillamente esto: revelar 
a toda la humanidad que Dios odia el pecado pero que ama al pecador; que la opresión 
del pecado no puede poner a la persona más allá del alcance de la gracia divina; que lo 
que se considera escandaloso en la opinión humana es precisamente el objeto de la 
misión divina. Por eso, ven Zaqueo, ven IVIaría Magdalena, ven leproso, y también ven 
Nicodemo, ven Pedro, ven Pablo: hay lugar para todos en el Reino de Cristo. 

Considera: Imagínate que ves a tu pastor caminar por una parte mala de la ciudad, 
donde las prostitutas y los traficantes de drogas suelen pasar el tiempo, o lo ves salir de 
un bar que está abierto toda la noche. ¿Cuál sería tu conclusión? 

III. El enigma de sus actitudes 

¿Se interesa Jesús? Interesarse por los oprimidos, salvar a los perdidos, ser amigo de 
los solitarios, llorar con los que lloran, alimentar a los hambrientos: ¿No muestran estas 
situaciones, en las que se ve el amor y la ternura de Jesús, que él se interesa? No obs- 
tante, ¿no es incomprensible notar que mientras Juan el Bautista languidecía en la pri- 

Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica 



sión Jesús nunca lo visitó (IVIateo 14:1-12)? Después de todo, Jesús enseñó que visitar 
a los que están en la cárcel es una característica de los ciudadanos de su Reino (IVIateo 
25:31 -46). ¿Cómo hemos de entender, entonces, la actitud de Jesús hacia el prisionero 
y degollado Bautista? ¿Refleja falta de sensibilidad, descuido e inconsistencia? 

IVIateo dice que los discípulos de Juan le "dieron las nuevas a Jesús" de todo lo que le 
había ocurrido al Bautista (Mateo 14:12). ¿Era esto una sugerencia: "Cuidado, no per- 
mitas que esto te ocurra a ti"? 

Considera: "Jesús no se interpuso para librar a su siervo. Sabía que Juan soportaría la 
prueba. Gozosamente habría ido el Salvador a Juan, para alegrar la lobreguez de la 
mazmorra con su presencia. Pero, no debía colocarse en las manos de sus enemigos, 
ni hacer peligrar su propia misión. Gustosamente habría librado a su siervo fiel. Pero 
por causa de los millares que en años ulteriores debían pasar de la cárcel a la muerte, 
Juan había de beber la copa del martirio" (El Deseado de todas las gentes, p. 1 96). 

¿Respetó Jesús la propiedad? Cuando Jesús sanó a los dos hombres poseídos por 
demonios, permitió que los demonios entraran en un rebaño de dos cerdos, haciendo 
que ellos se ahogaran en el lago cercano (IVIateo 8:28-34; Marcos 5:1-19). El milagro 
causado mucha discusión acerca de la actitud de Jesús hacia los derechos de propie- 
dad y el bienestar de los animales. ¿Están los críticos de Jesús en lo correcto al acu- 
sarlo de no interesarse en ello y ser insensible? 

Podemos estar seguros de ciertas cosas. Primero, Jesús no pudo haber destruido a los 
cerdos intencionalmente. Segundo, él no podría haber deseado ninguna pérdida 
económica a los dueños de los cerdos. Tercero, el que habló con tanto sentimiento 
acerca de un pequeño gorrión o la oveja perdida no pudo despreocupadamente obrar 
con crueldad hacia los animales. 

Y entonces, ¿por qué permitió Jesús que los demonios entraran en los cerdos? Una 
razón es la salvación de dos hombres oprimidos. La salvación siempre tiene primera 
prioridad: ¿no era esa su misión, hasta el punto de su propia muerte en la cruz? Otra 
razón era despertar a los aldeanos a la realidad de que estaban demasiado preocupa- 
dos por las cosas materiales, al punto que no se interesaban por lo espiritual, y que 
ahora, al ver la salvación de dos de sus propios hombres abandonados, pudieran de- 
sear su propia salvación. Con Jesús siempre hay equilibrio y una prioridad. 



Paso 3 

¡Practica! 



Preguntas para reflexionar: 

1. Jesús trastornó las mesas de los cambiadores porque no aprobaba sus acciones 
(Mateo 21 :12, 13). ¿Fue este un acto de ira justa, que apuntaba a limpiar una insti- 

Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Conientarios_EscuelaSabatica 



tución religiosa, como parte de su misión mesiánica? ¿O fue un modelo revolucio- 
nario para que nosotros imitemos? 

Preguntas de aplicación: 

1 . Considera una situación imaginaria en tu iglesia. Por algún tiempo flotaron en el ai- 
re rumores de que un anciano ha estado portándose en forma inapropiada con 
miembros del sexo opuesto. También se hablaba de dos diáconos que malversa- 
ban recursos de la iglesia. Te sientes preocupado por todo esto. ¿Quedarías justi- 
ficado al exponer esto en la hora del culto divino y reclamar acción? Si no, ¿por 
qué no? 

2. En situaciones como las indicadas arriba, ¿por qué no podemos usar los mismos 
derechos que Jesús usó? ¿Qué nos pone a nosotros aparte de Jesús al realizar 
ciertas acciones que él efectuó? 



Paso 4 

¡Aplica! 



SOLO PARA LOS MAESTROS: La conducta de Jesús, tal como aparece en 

MUESTRA CUAN COMPASIVO, MISERICORDIOSO E INTERESADO EN LAS PERSONAS ERA ÉL. EN ALGU- 
NOS CASOS (TALES COMO LOS QUE OBSERVAMOS EN ESTA LECCIÓN), SU CONDUCTA TAMBIÉN ES 
ENIGMÁTICA. PiDE A TU CLASE QUE ANOTEN ILUSTRACIONES DE AMBAS CLASES, E INVÍTALOS A 



Pregunta de aplicación: 

1. Jesús estaba justamente indignado cuando vio la incredulidad (Mateo 17:17) y 
cuando vio el abuso que se hacía del Templo de Dios (IVIateo 21:12, 13). ¿Cómo 
aplicarías esa ira justa en tu vida personal? 



Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica